Blog

La importancia de ser agradecidos

Female tourists spread their arms and held their wings, smiling happily.

La importancia de ser agradecidos

Podríamos definir la gratitud como la valoración y el reconocimiento de una acción
o una situación que consideramos positiva. Es posible expresarla como una
declaración fundamental al decir “gracias” pero, también, como una actitud o forma
de percibir la vida. Cuando hablamos de ser agradecidos, no nos referimos
meramente a los buenos modales a la hora de responder a un favor o gesto
recibido, sino a una postura que permita valorar cada uno de los elementos que
enriquecen nuestra existencia e ir por aquello que anhelamos.

El primer paso para comprender la importancia de ser agradecidos es prestar
atención a lo más básico. Abrir los ojos cada mañana, respirar, gozar de buena
salud y poder levantarnos de la cama es parte de nuestra cotidianidad, pero
también es un primer motivo para agradecer por lo más simple y cercano, algo que
se nos olvida bastante seguido. Dar las gracias de forma consciente es un gesto que
nos otorga fortaleza.

Como muchos otros aspectos de la inteligencia emocional, la gratitud es un hábito
que puede entrenarse
. Implica incorporar desde los rituales más sencillos que
describimos en el párrafo anterior, hasta la capacidad de discernir los aspectos
positivos de nuestros momentos menos felices. No solo se trata de ser agradecidos
por nuestras bendiciones, sino por todo lo vivido. A veces la vida nos enseña el
camino por el que no debemos volver a pasar. Reconocer que hay cosas que no nos
gustan también es un motivo para estar agradecidos, ya que nos permite contar con
más herramientas para decidir y hacer de un modo diferente.

Por otro lado, no debemos olvidar que “gracias” es una declaración fundamental.
En nuestro artículo sobre este tema hablamos de la importancia que tienen este tipo
de palabras y el valor ser conscientes de su peso específico a la hora de
pronunciarlas. Si no somos consecuentes con la carga emocional que conlleva el
agradecimiento, corremos el riesgo de que la palabra se convierta en una mera
muletilla, una formalidad que debemos expresar cada vez que recibimos un gesto o
un favor por parte de otra persona.

Para poder ser asertivos a la hora de mostrar gratitud, debemos entrenar nuestra
empatía. Es importante generar un vínculo lo suficientemente genuino como para
hacer llegar a los otros nuestro agradecimiento. También es fundamental saber
encontrar el contexto adecuado que permita que nuestras palabras lleguen al
receptor de la forma adecuada y puedan ser correctamente interpretadas. En este
último punto es fundamental comprender que no existe un sentir universal, sino que
cada individuo tiene sus propias respuestas emocionales ante cada estímulo. No
basta con decir “creí que le había agradecido”, es necesario encontrar una forma
concreta de hacer llegar el mensaje, asegurarnos de que sea honesto y de que haya
sido recibido.

Los líderes tienen en este contexto un rol fundamental que cumplir. Desde Nexa
apuntamos a difundir un estilo de liderazgo más consciente,
más enfocado en
formar relaciones más genuinas con sus colaboradores. La valoración del esfuerzo de
su equipo a través del “gracias”, también implica el reconocimiento de su propio
liderazgo. Dentro de las competencias de un buen líder también deberían estar la
creatividad y asertividad para tener gestos y palabras que hagan sentir valorados
y apreciados a todos los miembros del equipo. No solo se trata de tener un buen
speech, sino de ser genuinos al momento de hablar.

Dicho todo esto, es importante comprender cuáles son los beneficios del
agradecimiento. En primer lugar, llega la valoración de nuestras relaciones y de los
otros. Como resultado de esto, mejora la calidad de nuestras relaciones, no solo de
las afectivas, sino de los vínculos laborales. Podemos llegar a abordar las tareas
desde un lugar consciente, teniendo en cuenta al otro. Al igual que otras aristas de la
inteligencia emocional, puede definir el tipo de cultura laboral que tendremos en
nuestra organización. Una cultura laboral sana, abierta al diálogo y en la que no
solo se ponderen las conexiones corporativas, sino también las humanas, es clave
para formar equipos que logren resultados.

Siempre nos dijeron que “por favor” y “gracias” eran palabras mágicas cuando
éramos niños, pero en la adultez podemos reflexionar y darles el valor que
realmente tienen. Queremos que el gracias deje de ser una cuestión de mera
buena educación y comience a ser sentido, a tener un verdadero porqué.

Te invitamos a reflexionar.. ¿Qué te gustaría agradecer hoy?

Copyright 2020 Nexa Consultora S.R.L. – Este es un trabajo protegido por las leyes de derecho de propiedad. No puede ser reproducido, copiado, duplicado a otras personas o entidades sin el permiso explícito, por escrito de Nexa Consultora S.R.L

Abrir chat
¿Necesitás ayuda?